La mejor presentación para esta nota es comenzar con la premisa de esta empresa:
Generar conciencia de la importancia que tiene la prevención para la detección temprana del cáncer de mama

Su mentora, Ana Borbolla, es una diseñadora textil, que a raíz de la detección de ésta enfermedad en su cuerpo a los 31 años de edad, comenzó con un emprendimiento destinado a crear conciencia a través de una marca de lencería pensada para mujeres jóvenes y frescas, sin dejar afuera a las que han pasado por el cáncer de mama.

¿Cómo lo hacen?

Proponiendo en el packaging etiquetas con instrucciones para el autoexamen mamario y consejos sobre la prevención.
Además, incluyendo a las mujeres que han sufrido una mastectomía a la lencería tradicional; pudiendo usar ropa interior linda, alegre, joven y sensual. Hijas de María posee una línea rosa exclusiva para ellas.

Que nos haya contactado Ana es un privilegio para nosotros como comunicadores de emprendimientos, ya que no sólo aporta con su historia de vida, sino que su empresa respeta muchos valores que en la actualidad están muy cuestionados ya que muchas marcas no siguen estos propósitos:

Disminuir el impacto ambiental en los procesos es uno de los objetivos, y por eso Hijas de María utiliza packagings 100% reciclables.
Respetar los derechos humanos, repudiar y no participar en la utilización de mano de obra esclava.

Las molderias trabajadas buscan reducir la cantidad de desperdicio, que es donado o vendido para el reciclado, y la utilización de otras piezas o prendas mediante conexiones ecológicas.

Los invitamos a visitar la página : www.hijasdemaria.com.ar